Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

Desde hace más quince años, cada 19 de agosto se conmemora el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, instituido por la Asamblea General de Naciones Unidas coincidiendo con el aniversario del ataque al cuartel general de la ONU en Bagdad (Iraq) ocurrido en el año 2003.

El Día Mundial de la Asistencia Humanitaria el año 2017 y 2018 se celebra con el lema “La población civil no es objetivo”.

Cada vez más, los conflictos se cobran la vida de muchas personas en todo el mundo. Atrapados en guerras que no han causado, millones de civiles se ven obligados a esconderse o huir para salvar sus vidas. Los niños dejan la escuela, las familias abandonan sus hogares y las comunidades se despedazan, mientras el mundo no hace lo suficiente para detener ese sufrimiento.

Por su parte, el personal cooperante, trabajadores humanitarios, y cada vez con más frecuencia también con la presencia Trabajadores Sociales, ponen sus vidas en peligro para atender a las víctimas de la violencia, que se convierten cada vez más en objetivo de los ataques.

Al menos 139 cooperantes murieron asesinados en 2017, lo que significa un incremento de un 23% respecto al año anterior, y Sudán del Sur se sitúa como uno de los países más peligrosos del mundo. A esta cifra, hay que añadir la del personal cooperante herido y secuestrado, que suman otras 174 personas.

Según el Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) en los últimos setenta años, las principales víctimas de la guerra han sido los civiles. Por ello, la protección de la población civil durante los conflictos armados es un pilar del Derecho Internacional Humanitario (DIH).

Derecho Internacional Humanitario

No sólo las personas están protegidas, sino también los bienes públicos y privados. El derecho internacional humanitario define y protege a los grupos más vulnerables, como las mujeres, los niños y las personas desplazadas.

Durante la Segunda Guerra Mundial, y en muchos otros conflictos desde entonces, la población civil ha sido la principal víctima de la guerra. Si bien es cierto que siempre han sufrido en épocas de guerra, el brutal impacto de la Segunda Guerra en la población civil, donde se perpetraron exterminios en masa, ataques indiscriminados, deportaciones, tomas de rehenes, saqueos y detenciones en campos de concentración, los afectó profundamente. La reacción de la comunidad internacional fue la adopción del IV Convenio de Ginebra en 1949.

Destrucción de ciudades durante la II Guerra Mundial

Antes de esa fecha, los Convenios de Ginebra protegían a los heridos, los enfermos, los náufragos y los combatientes capturados. El “convenio de los civiles” daba cuenta de los cambios en la naturaleza de la guerra al establecer la protección jurídica de toda persona que no perteneciera a las fuerzas armadas o a grupos armados. La protección también alcanzaba a los bienes de carácter civil. Fue reafirmada más tarde con la adopción de los Protocolos Adicionales de 1977 a los Convenios de Ginebra de 1949.

Conforme al DIH, los civiles que se encuentran bajo el poder de fuerzas enemigas deben recibir un trato humano en todo momento, sin distinciones de índole desfavorable. Deben estar protegidos contra todas las formas de violencia y tratos degradantes, incluidos el homicidio y la tortura. Asimismo, tienen derecho a un juicio justo, con las debidas garantías procesales.

La protección de los civiles abarca a quienes les brindan asistencia, en particular las unidades sanitarias y los organismos humanitarios o de socorro que distribuyen artículos esenciales como alimentos, ropa e insumos médicos. Las partes beligerantes deben permitir el acceso a esas organizaciones. En particular, el IV Convenio de Ginebra y el Protocolo adicional I exigen que los beligerantes faciliten el trabajo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Si bien el DIH protege a todos los civiles sin distinción alguna de índole desfavorables, se menciona en especial a determinados grupos. Las mujeres y los niños, los ancianos y los enfermos son sumamente vulnerables durante una guerra. Lo mismo puede decirse de quienes abandonan sus hogares y pasan a ser desplazados internos o refugiados. El DIH prohíbe el desplazamiento por medio de la intimidación, la violencia o la hambruna.

Población desplazada

Muchas personas se ven obligadas a alejarse de sus familiares durante un conflicto armado. Los Estados deben tomar las medidas necesarias para evitar ese tipo de situaciones y para volver a reunir a quienes han debido separarse de los suyos, proporcionando la información necesaria y facilitando las actividades de búsqueda.

La protección de los civiles establecida en los Convenios de Ginebra y los Protocolos adicionales es amplia. En los últimos sesenta años, el problema ha radicado en la aplicación de esos instrumentos del derecho internacional humanitario. Ni los Estados ni los grupos armados no estatales han cumplido adecuadamente con sus obligaciones a este respecto. En consecuencia, los civiles han sufrido muchísimo en casi todos los conflictos armados.

En algunos conflictos, se ha apuntado específicamente a los civiles, quienes han sido víctimas de terribles atrocidades. Esto se habría evitado de haberse respetado el principio fundamental de los Convenios de Ginebra, a saber, el respeto por la persona humana. Por esa razón, el CICR continúa instando a los Estados a que respeten y hagan respetar los principios del derecho internacional humanitario, sobre todo en lo relativo a la protección de la población civil.

Según el Informe del Secretario General de la ONU de 2016 sobre la protección de los civiles en los conflictos armados, se observaron circunstancias similares, en distintos grados.

En el noreste de Nigeria y los países de la cuenca del Lago Chad hubo denuncias de violaciones y abusos cometidos por Boko Haram y en el contexto de las operaciones gubernamentales de contrainsurgencia. En una de las peores formas de reclutamiento forzado, Boko Haram utilizó a 30 niñas y niños para realizar atentados suicidas en la cuenca del Lago Chad.

Regiones bajo la amenaza de Boko Haram

En Sudán del Sur, la protección de los civiles siguió deteriorándose, sobre todo a partir de julio. Entre los incidentes denunciados figuraron las ejecuciones extrajudiciales, los secuestros, la violencia sexual y las restricciones a la libertad de circulación por ambas partes en el conflicto. En noviembre, el Asesor Especial para la Prevención del Genocidio advirtió del riesgo de genocidio en Sudán del Sur. El genocidio no ocurre de la noche a la mañana; es un proceso que lleva tiempo de preparación. Por lo tanto, puede ser evitado. Tenemos la responsabilidad compartida de hacer todo lo que esté a nuestro alcance para evitar el riesgo y por ello exhorto al Consejo de Seguridad a que adopte medidas decisivas.

Los niños siguieron pagando un alto precio en los conflictos. En varios conflictos, como los del Afganistán, el Iraq, la República Árabe SiriaSomaliaSudán del Sur y Yemen, siguió habiendo muy numerosas violaciones contra los niños, en particular asesinatos y mutilaciones, que fueron documentadas por el mecanismo de vigilancia y presentación de informes sobre violaciones graves contra los niños en situaciones de conflicto armado. El reclutamiento y la utilización de niños por fuerzas y grupos armados también siguió siendo un motivo de gran preocupación, pues hubo un aumento significativo de casos en la República Centroafricana, la República Árabe Siria y Somalia.

Destrucción de una escuela en Siria

Preocupa particularmente el efecto perjudicial de los conflictos en la educación. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) estima que 246 millones de niños viven en zonas de conflicto, y muchos de ellos se ven privados de la educación cuando sus escuelas son destruidas, utilizadas con fines militares o clausuradas por motivos de seguridad o porque los maestros han huido.

En Afganistán, casi la mitad de los niños en edad de escolaridad primaria no concurren a la escuela. En Sudán del Sur, casi el 60% de esos niños no van a la escuela y en las zonas afectadas por el conflicto 1 de cada 3 escuelas ha sido clausurada.

El mecanismo de vigilancia y presentación de informes comprobó que 41 escuelas del Afganistán eran utilizadas por el ejército y en Sudán del Sur se registraron 21 casos nuevos de escuelas utilizadas con el mismo fin. En la República Democrática del Congo, se verificaron 51 ataques contra escuelas, más del doble de la cifra de 2015.

La educación de las niñas siguió viéndose seriamente afectada a causa de las amenazas o los ataques contra maestras y alumnas en el Afganistán, el Iraq, Malí, Nigeria y la República Árabe Siria. Insto a todos los Estados Miembros a que refrenden la Declaración sobre Escuelas Seguras, un compromiso internacional para proteger a las escuelas y universidades contra los ataques y evitar su utilización con fines militares en un conflicto.

Con la celebración de este día mundial se pretende concienciar y reflexionar sobre la protección y el respeto  al Derecho Internacional Humanitario y los Derechos Humanos, así como la protección de los civiles, incluidos los trabajadores humanitarios y sanitarios, y las obras y edificios públicos.

En contextos y lugares cada vez más complejos,  se está registrando un incremento de ataques a las oficinas e instalaciones de distintas organizaciones como por ejemplo a Save the Children en Jalalabad (Afganistán); de MSF en la República Democrática del Congo, Siria, Yemen o Afganistán; o de Cruz Roja en la República Centroafricana, Afganistán, Nigeria, Sudán Sur, Siria, Irak o Yemen.

Si quieres leer sobre los post de años anteriores, puedes acceder pulsando en los siguientes enlaces:

Trabajo Social y Refugiados en el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria 2016

Día Mundial de la Asistencia Humanitaria y Trabajo Social 2015

Día Mundial de la Asistencia Humanitaria ¿qué es lo que más necesita al mundo 2014

Muchas gracias por tu atención y como suele ser habitual se agradecen los comentarios.

Puedes suscribirte al blog, pulsando el botón “seguir” que aparece en la parte inferior derecha, indicando tu dirección de correo electrónico.

Referencias:

Día Mundial de la Asistencia Humanitaria – ONU

Objetos y personas protegidas por el DIH: Civiles – CICR

Informe del Secretario General de la ONU de 2016 sobre la protección de los civiles en los conflictos armados

Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

Imagen Derecho Internacional Humanitario

Segunda Guerra Mundial

Regiones bajo amenaza de Boko Haram

Escuela en Siria

Desplazados

9 comentarios en “Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

  1. Muy interesante post. Es una situación muy compleja, ¿Se debería obligar a todos los países a cumplir determinados acuerdos internacionales sobre los derechos humanos y protección a los civiles por más que no quieran? Es decir, la soberanía de cada Estado es siempre algo discutido, y en situaciones en las que diversos grupos no estatales ejercen un determinado y poderoso control por sobre tierras y se generan este tipo de atrocidades humanas ( o en muchos casos es el mismo aparato estatal quien lo efectúa) no existe una respuesta inmediata y concreta. Desconozco acerca de las facultadaes y límites por parte de diversas organizaciones (como Cruz Roja), pero, ¿hasta qué punto éstas tienen autoridad para poder intervenir en territorios de países que no las autoricen?

    Le gusta a 2 personas

    • Estoy de acuerdo con Vale que la soberanía es una consideración muy importante en estos casos. En el caso de una guerra civil, un golpe de estado o otro conflicto armado dentro de uno país, ¿como puede la comunidad internacional asegura que los civiles se mantienen seguros? A menudo, el gobierno del país donde hay la guerra ya tiene un interés en la guerra y no puede ser neutral. Técnicamente, un país internacional no tiene el derecho invadir un otro país sin la confirmación de una tragedia particular — como el genocidio.

      Y incluso cuando hay un genocidio, los actores internacionales a menudo no quieren intervenir. No sé si las palabras y sus usos traducen exactamente al español, pero en los Estados Unidos hay una diferencia grande entre el uso del término “limpieza étnica” y “genocidio” porque el genocidio comprometería el gobierno a actual debajo de los tratados internacionales.

      Finalmente hay la cuestión de: ¿en realidad, estaría una buena decisión para la comunidad internacional intervenir? Las invasiones de los Estados Unidos de Iraq (2003) y Libia (2011) fueron justificados al menos parcialmente para proteger los ciudadanos. Desde entonces, ambos países han disminuidos a niveles, discutiblemente, menores que antes de la invasión americano, demostrando que la acción no siempre funciona en una manera exitosa que ayuda la gente.

      Le gusta a 1 persona

  2. Estoy de acuerdo con Vale, esta entrada es muy interesante y habla sobre muchas temas importantes. Hace unas semanas visité Ginebra donde hay un museo del Comité Internacional de Cruz Roja. El museo explica, en gran detalle, el trabajo que la organización hace, y como explica en la entrada, es muy exhaustivo. Cuando visité el museo, la cuestión que tuve fue, es eficiente o efectivo para una organización hacer tanto? Hay un sinfín de problemas en el mundo, pero no pienso que sola una organización puede resolver todos. Sin embargo, esta no significa que el trabajo de no es tan importante o que la Cruza Roja no hace cosas increíbles. De hecho, una cosa del museo que fue lo mas interesante para mí, fue una cita de Nelson Mandella y dijo que la importancia de la Cruza Roja no es lo bueno que hace, pero es el mal que previene.

    Le gusta a 1 persona

  3. El artículo publicado es muy interesante, con temas de la actualidad que hacen reflexionar sobre la implicación de los Estados en el ámbito de los derechos humanos.

    Pese a que la declaración de los Derechos Humanos está firmada por la gran mayoría de los estados que componen el mundo, muy pocos garantizan el pleno cumplimiento de estos. Tal y como indican mi compañero Vale, la cuestión que a todos nos viene a la mente es ¿debemos exigir a los estados el cumplimiento de los derechos humanos? Bajo mi punto de vista, la respuesta es sí. Estos derechos se realizaron el fin de establecer una armonía entre los países que las personas que viven en estos estados firmantes gocen de todos sus derechos.

    Considero que no es un tema interesante para los Estados y cumplimiento de los derechos que previamente han firmado ya que en ningún momento pueden ser sancionados por el no cumplimiento de estos, por ello se siguen cometiendo atrocidades humanas a los ojos de todas las personas del Estado, tanto de las personas que deben garantizar el cumplimiento de los derechos como de las personas que deben, también, cumplir con los deberes que tienen los derechos. El no cumplimiento de los derechos no solamente garantiza hechos catastróficos, como los que están ocurriendo en Venezuela, Siria … sino también la vulnerabilidad de grupos excluidos como el feminicidio que se está dando en muchas partes de países desarrollados, en los que no “debería haber” problemas debido a su desarrollo social y económico.

    Por ello creo que sí que es competencia de los ciudadanos exigir a los Estados que garanticen todos los derechos y moverse, mediante el agrupamiento formal o informal, para conseguirlo. Por ello es muy importante la presencia de distintas organizaciones para que muestren el apoyo e intervengan de manera sanitaria, ya que en algunos campos se ve un abandono total por parte de los Estados.

    Le gusta a 1 persona

  4. Muy interesante la entrada de blog, porque desde mi perspectiva, refleja dos problemas fundamentales de los cuales se derivan situaciones en los que la población es aún más vulnerable: la guerra y la educación. Aunque el Derecho Internacional Humanitario responde principalmente a la “humanización” de la guerra con el propósito de proteger las personas y sus derechos, en especial cuando se trata de la población civil. El Derecho Internacional Público, y su derivado el Derecho Internacional Humanitario, se han consolidado en el Sistema Internacional como instituciones vinculantes que le competen a todos los Estados, sin embargo, como lo expresa el post, muchos Gobiernos y agentes internos de los diferentes Estados han sido ajenos a esto y llevan la implementación y aplicación del DIH a un segundo plano.

    Detrás de no regirse bajo las normas y reglas del DIP y DIH, no solo hay violación al principio del cumplimiento de tratados tras la convención de Viena, sino también millones de vidas inocentes que se pierden por una guerra, conflicto armado, diferencias políticas, etc. A pesar de que diferentes organizaciones, como lo es la Cruz Roja, piden a la comunidad internacional proteger y promover el DIH, la realidad es que en los intereses políticos y económicos reside el verdadero enfoque de muchos de los gobernantes.

    El problema de la educación, desde mi perspectiva, es uno de los mayores problemas que tiene actualmente el mundo. La educación no solo es un privilegio, sino que también es un claro ejemplo de las desigualdades tanto interestatales como intraestatales. En una educación de calidad está la clave para el desarrollo político, económico, social y cultural de un país y de toda una generación. Es allí donde se deberían invertir grandes presupuestos, y, sobre todo, en tiempos de guerra, debería ser uno de los espacios que se respetan, aunque en la realidad claramente no sea así.

    Le gusta a 1 persona

  5. Muy interesante post y comentarios de mis compañeros.
    En todos los conflictos armados los que acaban siendo víctimas son los civiles, y es muy difícil prevenir los genocidios, pues creo que está en manos de los Estados llevar a cabo dicha acción aunque como siempre, los intereses de éstos están por encima de la protección de sus ciudadanos.
    Como dice Paula, el no cumplimiento de los derechos, o más bien de no fomentar el ejercicio de los mismos, no frena a los Estados para cometer semejantes atrocidades ya que no van a ser penalizados por ello. Respecto al tema de los Derechos Humanos (DDHH), siempre termino haciendo una reflexión: los DDHH a escala global son una guía necesaria para culminar con el bienestar de todos los seres humanos y podríamos decir que son unos estándares utópicos y, sin embargo, los Estados Partes que ratifican y firman aquellos Convenios en los que los DDHH se deben garantizar, éstos no están obligados a cumplirlos al pie de la letra, sino que tienen que favorecer, promover y hacer lo que esté en sus manos para que dichos Derechos se cumplan.
    Además, para terminar con mi reflexión, lo que subyace de los conflictos armados son países cuya estructura social está deteriorada, a nivel político (corrupciones, intereses más allá de la protección de sus civiles), a nivel económico (hablamos de países en situación paupérrima o en vías de desarrollo)y a nivel educativo (millones de niños no acuden a la escuela o la abandonan de forma prematura y, como hemos visto, muchos de ellos se alistan en las guerras de forma no voluntaria), entre otros.
    La labor de los Organismos Internacionales como el CICR es muy importante y debería hacerse más eco de sus acciones, que siempre van a favorecer a los que resultan más perjudicados de estos conflictos.

    Me gusta

  6. En la actualidad, los conflictos armados se caracterizan por ataques contra civiles, incluyendo a los trabajadores de la asistencia humanitaria; utilizando las violaciones y el desplazamiento forzado de cientos de miles de personas como arma.
    Como han comentado mis compañeros la asistencia humanitaria es necesaria, pues durante el número de conflictos provocados por el hombre y catástrofes naturales ha aumentado, afectando a más gente inocente.
    ¿Cómo reconstruir un país después de conflictos ? Una reconstrucción que combine el esfuerzo desde arriba y desde abajo. ¿existen intereses?
    Al leerlo me recordó lo que vimos en clase sobre la importancia que tienen los medios de comunicació , como el interés de la gente varía por la falta de publicidad sobre las diferentes problemáticas, es decir algunos desastres parecen más dramáticos y así reciben más atención de los medios de comunicación y más compasión por las personas.
    Por último concluir con que la ayuda ha crecido igual que el número de trabajadores voluntarios en las regiones de conflicto, las organizaciones humanitarias y la cantidad de dinero involucrado y que los medios de counicación tienen poder en la asitencia humanitaria

    Le gusta a 1 persona

  7. Hay que tener en cuenta las necesidades de la población y en base a eso se construye un proyecto. A la hora de trabajar es importante tener conocimiento del Gobierno y las leyes para no ir en su contra, ya que pueden perjudicar al desarrollo del proyecto y causar daños y prejuicios a la población y al cooperante.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s